lunes, 26 de enero de 2009

Han visto la luz?

África, (así como otras regiones del planeta), padece desde hace siglos la “protección” del mundo civilizado. Primero fueron esclavizados, expoliados, saqueados... después llegó la descolonización, trazando mapas de fronteras tan rectas que parecen imposibles y, cuando la conciencia (que tenemos, aunque pocas veces le hagamos mucho caso) dijo que ya estaba bien empezaron las ayudas humanitarias. El tema es cualquier cosa menos simple y no pretendo hacer aquí una tesis acerca del mismo. Son meras pinceladas que otros, más sabios y preparados que yo, podrían desarrollar. Esta mañana leía un artículo en El País que precisamente hablaba de todo esto.

Siempre he pensado que las cosas no se hicieron bien, ni antes ni ahora. Que es imposible que si todo ese dinero que se envía llegase a las personas que lo necesitan y en la forma en que lo necesitan, no debería haber ni una sola persona en el mundo que padeciese hambre. Menos aún que pudiera morir por ello.

Desde Europa y América se envían miles de toneladas de ropa y calzado. Después llegas allí y te enteras de que esa ropa se vende en los mercados y se te revuelven los higadillos. Si no tengo para comer... voy a gastarme el chavo que no tengo en unos zapatos? Tampoco ayuda mucho la panda de mangantes que suelen gobernar estos países, que no hacen sino reproducir el papel que hicimos los “blancos” en su día: llenar sus bolsillos a costa de lo que sea.

Aquella máxima tan simple y tan sabia pronunciada por Tagore de “no des un pez a un niño, enséñale a pescar”, parece que ha pasado desapercibida para las grandes autoridades que gobiernan este manicomio redondo. Tampoco la mayoría de las ong’s han hecho mucho hincapié en ello. A mí, desde luego, me parecía obvio. Cuando el pasado septiembre fuimos a África, sin hacer estudios ni calificaciones, sin investigar pues no tenemos ni idea de todas estas cosas, pudimos observar la inmensa riqueza de esa tierra, tanta, que yo, que soy un poco bruta, le decía al Costillo: “Aquí te comes un tomate, te tiras un pedo, y plas ya nació la planta!”. Falta agua, faltan medios, faltan aperos, faltan muchísimas cosas, pero tienen lo principal: buena tierra y muchas, muchas, muchas manos para trabajarla. Les faltan los medios y conocimientos para hacer que esa tierra produzca los alimentos que necesitan. Y pensé de nuevo: cómo es posible que con una tierra tan sumamente fértil esta gente pase hambre??

Parece que se ha hecho la luz, y ahora los que manejan el cotarro se han dado cuenta (ya era hora!) de que las cosas se están haciendo mal: que el dinero que se envía hay que enviarlo de otra forma, para otros fines, que no es suficiente con enviar sacos de trigo o leche en polvo. Igualmente se están planteando el revisar la calidad de esas ayudas. Necesitará algo más que una revisión el tema del comercio justo, así como a qué productos dedicar sus explotaciones. Si siguen haciéndolo de cara a la exportación seguirán estando jodidos, bien jodidos, porque el dinero que esas exportaciones conllevan no va a parar a las manos de los que trabajan.

La gran crisis financiera que nos tiene a todos temblando no es nada comparado con lo que allí sucede, porque la preocupación básica no es no poder pagar la hipoteca, no poder cambiar el dvd o comprarse un coche más grande. La preocupación extrema de estas gentes es qué voy a comer mañana. Lo peor es que esta crisis nuestra la pagarán también en ellos. Ojalá las cosas cambien, parece que al menos, las intenciones lo están haciendo.

7 comentarios:

La chica de ayer dijo...

Siempre siempre cuando el primer mundo estornuda el segundo y tercero sufre pulmonía... el problema es que África ya tenía pulmonía, así que qué será de ellos ahora?????

Sufur dijo...

¡A ver si es verdad! África es el sangrante rostro de la vergüenza humana. El día en que de verdad empecemos a arreglar entre todos ese continente violado, empezaré a recuperar mi fe en la especie humana...

anapedraza dijo...

¡Te comería a besos! En la mejilla, para otros sítios ya está el Costillo.

Es una vergüenza de la humanidad.

MIGUEL

conxa dijo...

Africa.... tu has visto en primera linea cosas, así que.....

Al mal llamado primer mundo, le ha importado un huevo la población africana desde que dejaron de "servir" como esclavos, y si se mueren, menos problemas. Es así de crudo.
Si tienen algun tipo de recurso natural, alli habrá un puñado de blancos que lo expropiaran y se enriqueceran. Somos así de mezquinos.

anselmo dijo...

De hecho, los primeros coletazos de la crisis vinieron por la subida del arroz para combustibles...eso mató de hambre a miles

Nils dijo...

Está claro que el desarrollo sostenible es el único modo de sacar a un pueblo de la pobreza.

Thiago dijo...

Ojalá cari, aunque las circunstancias actuales no parece que vayan a ayudar... Supongo que en esta epoca de crisis empezaran a reducir las donaciones precisamente... El otro día leí algo sobre un niño que se empeño en pagar un pozo para Africa, u pozo para sacar agua y que la iniciativa ha ido en aumento. No recuerdo si fue en tu blog (y estoy pareciendo idiota) o en el de Mario... El caso es que la iniciativa iba por ese camino. Africa tiene todo para poder salir de la pobreza, pero creo que a occidente no le interesa y que de alguna manera sirve para hacer un poco de limosna y tapar las conciencias, como esas ricachonas que lavan la suya dando un euro al pobre a la puerta de la iglesia despues de misa, pero que jamas le ayudaría a levantarse...

En fin. Tema para hablar en profundidad, cari.

Bezos