lunes, 26 de enero de 2009

Sentimentaloide

Ayer no fui al teatro, lo que me impide, siendo fiel a la realidad, comenzar este post como las ya famosas crónicas teatrales del Maestro Iago. Si a esto añadimos que lo que me trae a escribir esto es una obra teatral que todavía no ha visto la luz, es más, que ni siquiera ha sido ensayada, pensaréis (no sin un puntito de razón), que me he vuelto majara perdida. Tal vez. Sea como fuere, acabo de leer en El País que van a subir a las tablas una de mis novelas favoritas, la enternecedora historia de Bruno, el más famoso calabrés del mundo mundial, escrita en 1985 (algunos aún no habíais nacido) por José Luis Sampedro y que lleva por título La sonrisa etrusca. Una historia estremecedora, llena de ternura y puntos de humor que sólo puede haber escrito un genio. Uno de esos libros que te enganchan desde la primera frase, que te emocionan, que te hacen vibrar... con un protagonista que matarías por conocer. Amo a José Luis (escritor infatigable que ya ha pasado los noventa años... y que sean muchos más!) desde la primera vez que leí el libro, y es que alguien capaz de escribir algo así tiene que ser un ser necesariamente extraordinario.

No sé las veces que he leído las aventuras de Bruno y Brunetino, sí que han sido muchas, y cada vez que vuelvo a leerlo me vuelve a emocionar como aquella primera vez. Vuelve a arrancarme sonrisas y lágrimas a partes iguales (y soy de las que, cuando se emociona con un libro o una película o lo que sea, llora lágrimas como puños). Quizás ahora, con todo lo que ha sucedido en los últimos años, lo que pasa es que me he “apropiado” un poco del hilo de la novela y me lo aplico en lo personal. Quizás lo mucho que echo de menos no haber podido disfrutar de mis Abuelos como quisiera, o que éstos me parecen, tras los Padres, la figura más importante en la vida de un niño, tal vez porque veo cómo nietos que sí podrían disfrutar de sus Abuelos no lo hacen; quizás porque cada vez soy más sensibilona o quizás, en fin, porque cada instante son más las cosas que consiguen conmoverme, el caso es que este libro lo resume todo en uno, y nunca dejo de recomendárselo a todo el mundo.

En cierta ocasión nos invitaron a una boda en Alemania. Una de las primas del Costillo abandonó la soltería en una celebración francamente hermosa donde nos lo pasamos piruleta. Esto, direis, no viene al caso. Pero sí. No seais inpacientes. Lo que no viene al caso es que esa fue la primera boda en la que cogí un ramo... y tuvieron que llegar otros dos hasta que "me decidieron" a dar el paso. Al grano!! Los novios, que son un par de originales, pidieron a los invitados que les regalasen libros, pero no un libro cualquiera, ni siquiera pusieron una lista de los libros que les gustaría tener. No. Ellos querían que cada invitado les regalase su libro preferido (el del invitado, para que se me entienda). Lo pensé mucho, muchísimo de hecho, porque son muchos los libros que me han ayudado a ser como soy (para lo bueno y para lo malo), y al final decidí regalarles La sonrisa etrusca (a pesar de que los alemanes, obvio, no salgan muy bien parados en la novela), en Alemán, claro.

Y ahora esta obra maravillosa va a ser llevada al teatro y me alegra enormemente. No sé por qué todavía no la han llevado al cine, porque tiene potencial suficiente para eso y para más y los personajes tienen la fuerza suficiente como para interpretaciones de óscar (ahora que ya casi los tenemos en puertas). Para mí, claro, sería bastante más fácil hacerme con su dvd que asistir a la función. Así que sólo me queda cruzar bien los dedos, esperar que el proyecto salga adelante, y que el amigo Iago sea mis ojos durante la representación. Será un placer en cualquier caso!

20 comentarios:

Doctora dijo...

Que gracia me hace la expresión esa de que un libro o una peli te haga "vibrar".Yo es que soy una viciosa y asocio el término a otras actividades poco relacionadas con la literatura o el cine.(Jo,me gustaría haber escrito algo mas sensible,acorde con el tono de la entrada,pero es que no he leido el libro).

conxa dijo...

Bira interesante la entrada, pero me encantan expresiones tuyas, como "me lo pase piruleta" jajajaja

Y la solicitud de los novios!! ay que pena que no se me haya ocurrido jamás a mí, pero es una idea genial.
NO he leido la Sonrisa Etrusca. Tendré que hacerlo o informarme al menos de que va.

anapedraza dijo...

¡Hola Bira!

Yo leí el libro hará unos 10 años, al principio me pareció un petardo supino, tanto que lo dejé aparcado. Al cabo de un mes lo continué y me enganchó. Por cierto, Sampedro es un excelente economista, he leido algunos de sus libros y tiene una forma de explicarla clara y amena.

Espero que ya estés mejor.

MIGUEL

anselmo dijo...

¿Sonrisa etrusca?¿Eso es como al sonrisa vertical?...porque si no hay sexo, no lo leo

Carabiru dijo...

:D qué buena idea lo de los libros como regalo!!!!

Me lo apunto, jejejeje.

Y me apunto este libro también.

Thiago dijo...

jaaj cari, estaría encantado, ya sabes lo mucho que me gusta el teatro, como dices, aunque lo poco que me gustaría actuar.

Aunque tengo que reconocer que habiendo oido mucho de esta novela no la he leido todavia y claro ahora que la pones tu tb. pues ya me diras.. tengo que "mercarla" El caso es que se me acumula el "chollo" pq quiero leer la trilogia esa de la que habla tb. Conxa y quiero leer "crepusculo" y nuse de donde voy a sacar tiempo, jaajj

De la obra de teatro no he leido nada todavia. Sabes que realmente yo voy al teatro que me llevan y yo no escojo las obras, Al ir en grupo hay que adaptarse a lo que te llevan pq tiene dos ventajas. no te preocupas de las entradas y me salen a mitad de precio que no es moco de pavo jajaaj

Bueno, pero si me entero o voy, te juro que te hago una crónica, auqnue sea tan anodina como las mias, jaaj Bezos.

gaysinley dijo...

Querida Bira, que interesante pues nunca lo he leido, tomo nota. Por tu recomendación creo que me gustaría bastante.

Para mi también es muy importante disfrutar de la familia, porque no sabes el tiempo que vamos a estar juntos en este mundo terrenal.

Espero estés mejorcita de la espalda.
Un besazo. Alber

Stultifer dijo...

Yo no he ido hoy al teatro, pero me he paseado por Ikea. He comprado una lámpara y he visto miles de actores y actrices paseándose por allí. Bueno, a quien he visto es a David Delfín, que ha comprado un palé de manoplas de cocina de color azul quizá para hacer una performance en Nueva York. Cosas de artistas.

santapecadora dijo...

Mmmm... pues no lo he leído y me han hablado siempre muy bien de él. Al final voy a tener que lanzarme!
Un besote, niña.

yoyoyo dijo...

Me encantó la sonrisa etrusca. Si yo hubiese ido a la boda de la prima del costillo, hubiese regalado Berlin Alexanderplatz que es mi novela favorita. Más triste, pero lo bueno es que es muy fácil encontrarla en alemán. Kuss

Casta dijo...

Que románrico pedir libros, pero yo pedí dinero (me hacía más falta y prefiero seleccionar yo los libros que si no te encuentras con 3 Ken Follet).

La sonrisa etrusca es un buen libro, tierno, sensible, que me leí en dos tardes un mes de enero con gripe.

yeray dijo...

Bira a mi me flipa el teatro jeje mis obras favorita es el fantasma de la obra, que no me canso de verla xd. ¿Sabes que fui director de un grupito? jajajaj preparábamos obras que representabamos en Melilla, entre ellas "Pesadilla antes de navidad" jajaja que chulo quedó todo!

Di dijo...

Hola, confieso que no me he leído el libro, lo tengo en la lista de los pendientes, pero vamos estoy más perra que una manta y no tengo ganas de hacer ná de ná. Si estrenan la obra en Madrid no estaría mal hacer una quedada para verla! Espero que estés ya recuperada! Saludos!

Dita Ciccone dijo...

desde luego, una historia genial...

y universal...

anapedraza dijo...

¿Qué tal estás? Te echamos de menos...

MIGUEL

Thiago dijo...

Ay, cari!!! Me tienes preocupado.

Tienes que estar muy desganada o muy ocupada para no hacerle un post a NADAL, que "me dije, digo" (jajaj) pa qué voy a hacerlo yo, si lo va a hacer mejor Bira, jajaa

Bezos, ánimo.

BIRA dijo...

DOCTORA, puedes comentar siempre lo que quieras. Estás en tu casa. Algunos libros me han hecho “vibrar” (en el sentido que tú le otorgas) bastante más que algunos hombres, jeje.

CONXA, tengo la manía (no sé si buena o mala) de usar una frase hasta la saciedad. Cuando me canso o veo otra que me gusta más, la apeo y ala, a empezar de nuevo. Te recomiendo el libro encarecidamente.

ANAPEDRAZA, la primera vez me lo leí de la tirada. No podía parar de leer. De economía no he leído nada suyo, pero seguro lo hará genial, porque este hombre es uno de los grandes.

ANSELMO, que te sales del tema, jeje. Sexo explícito no hay, pero alguna cosa sucede entre hombres y mujeres. Y hasta ahí puedo leer.

BIRA dijo...

CARABIRU, verdad que sí! A mí me encantó.

IAGO, cari, de verdad creo que te gustaría el libro. En cuanto a lo de elegir o no las obras. Cuando estrenen esta, IMPONTE, y di que vais a esta sí o sí. Y lo del precio no es moco de pavo, no. Tus crónicas teatrales distan mucho de ser anodinas. A mí me encantan y espero que con eso no quieras decir que YO tengo mal gusto :P

GAYSINLEY, en ese aspecto familiar tú y yo creo que nos parecemos bastante. Y de verdad te digo que no podrás leer el libro sin llorar a moco tendido, como me pasó a mí cada vez que lo leí. Tiene sus partes graciosas, otras tiernas, y algunas tan emotivas que de verdad te arrancan lágrimas como puños. Es, al menos para mí, uno de esos libros que te da muchísima pena terminar.

BIRA dijo...

STULTI, si es que los del papel couche ya no son lo que eran. Ikea!! Y los neoyorquinos fliparán con el David. Si es que...

SANTAPECADORA, no te arrepentirás!

YOYOYO, no fue nada difícil de encontrar. Está traducida a muchos idiomas.

CASTA, cada uno tiene que pedir lo que más le interese. Nosotros no pedimos nada, claro que tampoco invitamos a nadie, jajaja. Somos así de mamarrachos.

BIRA dijo...

YERAY, si es que lo que tú no hayas hecho... tienes creatividad para eso y para mucho más. Cuando llegues arriba, arriba, arriba, acuérdate que siempre te he querido mucho, vale?

DI, lo de la quedada estaría genial, aunque fuese sin la obra de por medio. Si estás perruna total, coge este libro, leélo, disfrútalo, siéntelo y verás como seguirás igual de perruna (hay cosas que tenemos, reina, que no se van así porque sí), pero de otra manera.

DITA, totalmente de acuerdo.

ANAPEDRAZA, IAGO, sois geniales. Gracias!!

Mil besos a todos. Gracias por pasar!