viernes, 28 de noviembre de 2008

Mucho por hacer

El 25 de noviembre muchos post hablaron de ello, cada telediario y cada programa nos recordaba que la violencia de género es un cáncer que está minando la sociedad. Lo hacía hace siglos (aunque entonces se veía de otra forma, claro está) y lo seguirá haciendo cuando pasen otros tantos. Es lo que hay, nos guste o no. Yeray, por ejemplo, reflejó el tema de forma magistral, con un post brillante y una imagen, qué imagen amigos. Supo captar en una instantánea el problema, la solución y la actitud que hemos de tener ante estos actos tan cobardes. Iba a escribir algo y cuando ya estaba con ello me dije que no, que esto de acordarse un día y después nunca más no sirve. Al día siguiente, creo, Iago escribía sobre ello y la reflexión que le hice es que, ciertamente, es mejor acordarse un día que no hacerlo nunca y al final aquí estoy dándole al teclado sobre un tema que por tan manido no deja de ser hiriente.
Esta lacra no creo que termine nunca, pero quizás entre todos podamos conseguir que cada vez sean más quienes alcen su voz y denuncien y digan basta ya y no esperen a que sea demasiado tarde.

Expreso así mi más rotundo rechazo a cualquier forma de violencia, sea de género (y sin olvidar también hay hombres que la sufren, por lo que no me gusta el término violencia machista), de guerras, de odio y de tanta mierda. Ya está bien!


17 comentarios:

JAAC dijo...

Como escribí ayer en un foro de viajes:
"Una de las cosas que he aprendido, bueno, una conclusión personal a la que he llegado, es que la culpa de todas las discrepancias/conflictos/guerras/etc. la tiene el no viajar. Cuando llegas a otro sitio ves lo que han sido capaces de hacer, su forma de vida (en muchas ocasiones completamente diferente a la tuya pero igualmente buena, o mejor), les pones caras... Para ser dirigente de un país uno de los requisitos básicos tenía que ser haber recorrido mínimo medio mundo."

Se podría extender a no sólo los dirigentes, sino a cualquiera que pise el planeta. Y si no puedes viajar, por lo menos informarte de lo que son las demás culturas y cosas (llevarte a Roma con libros y museos como contabas la semana pasada).

No hay nada peor que la ignorancia para desarrollar la violencia :-(

anapedraza dijo...

¡Nos unimos a ti!

Visita este pedazo de post sobre el tema (por cierto, otro seguidor de Igo, JAJAJA):

http://elabencerraje.blogspot.com/2008/11/da-contra-la-violencia-de-gnero.html

Besos.

ANA y MIGUEL

La chica de ayer dijo...

Creo que la violencia de cualquier tipo nunca es justificable... pero en el ámbito doméstico es la más sangrante!

santapecadora dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, niña. Es más que repugnante el tema del maltrato, de cualquier tipo. De cualquier modo, también creo que no es correcto del modo en que algunos casos de disciplina con los hijos están siendo tratados:
http://www.20minutos.es/noticia/431744/0/jaen/agresion/menor/

No justifico el maltrato (NUNCA), pero muchas de las ostias (siempre correctivas) que me he llevado yo de pequeña no le sobrarían a muchos de los criajos de hoy en día.

conxa dijo...

Cierto, no es cuestión de acordarnos un día de una injusticia. Hay muchas injusticias por las que pelear cada día. Y la mejor manera es en la actuación de uno mismo.
Y como dice Jaac,conocer todas las culturas,tener una mente abierta a "lo distinto", evitaría muchas,muchas injusticias.

En realidad, todo se reduce a Respeto y tolerancia.

haquiles2001 dijo...

Hola Piruleta¡
Ay... la violencia(de cualquier tipo)es algo complicado de erradicar,la vena violenta la tenemos todos,la diferencia está en que hay personas que la tienen muy suelta como una característica más de su personalidad y otros que nunca la utilizamos,la tenemos controlada en una celda de nuestro cerebro y no la mostramos porque tenemos cosas mucho mejores que enseñar¡
Todas las personas maltratadas deberían hacer como Carmen Maura en "qué he hecho yo para merecer esto" y matar al maltratador de un buen golpe en la cabeza con una pata de jamóm,pijadas las justas¡
Uff cómo me pongo...afirmo,menos mal que la nieve ha venido a visitarnos y está nevando como hacia tiempo que no veíamos
una maravilla¡Viva la nieve y las mujeres fuertes que no se acobardan ante las injusticias de la vida¡
besazos y super abrazazos mega iluminados

Doctora dijo...

Esto es como el hambre en el mundo.Los que estamos dispuestos a hacer algo no podemos hacer nada.

Thiago dijo...

Oh dios, no es por desmerecer, cari, qu tu post está bárbaro, pero la imagen de Yera, como siempre, es cautivadora, a pesar de su violencia..

Voy a felicitarle a el personalmente, bezos.

Javi dijo...

Me es incomprensible como un ser humano puede llegar a cometer actos así.

Hay que acabar con ello de alguna forma.

Bss.

sonia7386 dijo...

Lo primero es que no deberian existir dias asi porque ni ese ni otros tipos de violencia deberian existir pero dado que existen al menos esta bien recordarlo una vez, esta claro que mucho mejor seria todos los dias pero bueno al menos esta bien recordarlo un dia que no nunca. Ojala esto no tuviera que existir... un besito

La aspirante dijo...

Mami, es un orgullo ser tu ciberhija. Besos

gaysinley dijo...

Ante este tema tolerancia 0, me gustan las nuevas campañas aquí en España, no se si las has visto, pero me parecen más serias, que se lo están tomando por fin más en firme y es lo que tienen que hacer y que se cumplan las penas integras que esto es un cachondeo.

Un beso. Alber

Laura dijo...

Totalmente de acuerdo con tus palabras.
Besos.

BIRA dijo...

JAAC, viajar y descubrir nuevas culturas, abrir la mente hacia otras tradiciones y otras gentes siempre es positivo, pero creo que el maltrato y la violencia, por desgracia, se dan en todas las culturas habidas y por haber. El ser humano es lo que tiene, que no sabe apreciar las cosas buenas de la vida y se la pasa intentando machacar a los demás.

ANAPEDRAZA, todos deberíamos elevar nuestras voces contra cualquier forma de violencia, sólo así conseguiremos terminar con ella.

LA CHICA DE AYER, es la más sangrante porque “supuestamente” es entre personas que se quieren y de la que es muy difícil escapar en muchos casos. Y ya cuando se trata de niños resulta estremecedora. Ojalá algún día recordemos estas cosas como pesadillas.

BIRA dijo...

SANTAPECADORA, gracias pero veo que no me ha caído el premio, jeje. Es que me tiene loca. Al tema! A mí también me cayeron unos buenos capones y te puedo asegurar que eran más que merecidos. Se está pasando de un extremo a otro, pero tampoco se hace nada por evitar la violencia que muchos hijos emplean contra sus padres, convirtiéndose en auténticos tiranos. Un tema complicado, muy complicado. Y sí, estoy totalmente de acuerdo contigo, nada mejor que una hostia a tiempo (con prudencia, claro, que tampoco es plan de sacarle un ojo).

CONXA, esa es la clave: respetar y tolerar al otro para recibir lo mismo. Todo sería más fácil.

HAQUILES, todos tenemos una parte oscura y violenta, pero se supone que somos racionales y debemos aprender a controlarla. En lugar de pegar hostias que se pongan a pintar cuadros, o paredes, o a hacer artesanía y manualidades. Que canalicen su violencia hacia algo productivo, creativo, y que no cause daño a nadie. No sé si la solución es matar al que maltrata, porque al final seremos como ellos. Aunque también es cierto que hay algunos que no aprenderán ni naciendo siete veces. Te quiero miles, roulo.

BIRA dijo...

DOCTORA, efectiviwonder! Querer no siempre es poder, por mucho que diga el refrán.

IAGO, es que este Yeray es un maestro. Ando a ver si lo lío para que se vaya a Kenia a hacerles foto a los playmobil en los poblados masais, jaja.

JAVI, es además muy triste que alguien que te juró amor eterno sea el que te machaca la vida. Una realidad demasiado dura para la que no termino de ver una solución.

SONIA, ojalá no tuviéramos que hablar nunca de ello. Ojalá no hubiese ni una sola víctima más, pero me temo que eso es algo que no pasará nunca.

BIRA dijo...

LA ASPIRANTE, y para mí ser tu Mami, cari!

GAYSINLEY, no he visto las nuevas campañas, pero creo que todo lo que se haga es poco. También creo que la sociedad podría hacer mucho más, aunque claro, nadie queremos meternos en la vida de los demás y luego, cuando damos el paso, muchas veces es tarde. Penas íntegras pero ya! Para estos y otros delitos igual de sangrantes. Que es un descojono que a un tipo le caigan trescientos años y al final a los diez esté en la calle.

LAURA, a ver si alcanzamos un consenso general que termine con esta lacra.