jueves, 27 de noviembre de 2008

“Perros de mierda”

El amigo Ricardo, del blog Linde-5 otro enfoque, tan entregado siempre a la defensa de los animales, me ha pedido mi colaboración, lo cual siempre me llena de entusiasmo, pues me da la oportunidad de poner un minúsculo grano de arena en la defensa de esos seres que no pueden hacerlo por sí mismos, a los que tanto y de forma tan descarada el hombre va poniendo un cerco cada vez mayor.

En esta ocasión volvemos al mundo perruno y es que resulta que tiene que haber gente para todo y a una “señora” no se le ocurrió mejor idea que abrir un blog, cuyo título (si no he entendido mal) es Perros de mierda, en el que por lo visto perseguía la “muy loable” meta de hacer que los perros desaparezcan de las ciudades. Según me cuenta Ricardo fueron muchos blogueros, de diferentes países, los que entraron a comentar en semejante antro y ella, sintiéndose “acosada” por los comentarios contrarios a sus brillantes ideas (pobre, qué penita me da), decidió cerrar las entradas a los comentarios, aislándose en su particular cruzada.

A iniciativa de Protectora Lleida (la gente piensa y colabora), Ricardo ha empezado a ponerse en contacto con asociaciones y particulares, para pinchar en la abominable pestaña de aviso a Blogger que tantas otras veces he criticado: “Marcar el blog”. Ricardo no cree que cierren ese blog, pero entiende que es necesario poner en conocimiento de Blogger de que en él se difunden, cito textualmente “ideas totalmente inaceptables, especialmente para mentes infalites y juveniles, puesto que se incita a la intolerancia y a la desaparición de los perros en las ciudades”.

He dicho en muchas ocasiones, y así lo pienso, que los de Blogger no se toman el menor cuidado en “vigilar” el contenido de los blogs (y más nos vale). Y, salvo en casos en los que se esté cometiendo actos delictivos, no veo porqué hay que cerrar nada. He visitado blogs de cuyo contenido “pernicioso” me avisan amablemente de los blogger, pero nunca uno en el que se haga tanto daño a seres cuya única maldad es hacerse caca en la vía pública. Así que, personalmente ni he visitado el blog ni pienso hacerlo, ni siquiera para marcarlo. Soy de las que piensa que no hay peor desprecio que no hacer aprecio. No será la menda lerenda la que añada una visita más a su contador, vive Buda. Los que quieran hacerlo, ahí tienen la historia.

Pero Ricardo ha querido ir más lejos y ha pensado que, en lo que se refiere a las cacas de los perros en las calles y parques, hay que hacer algo, porque ciertamente es una guarrada, y un auténtico asco, que nadie tiene que soportar, ni los que adoramos a los animales ni los que los odian. Así, ha iniciado una campaña cuyo objetivo final es reforzar la voluntad de acabar con este “sucio” asunto. La solución, obviamente y aunque le pese a la doña no está en eliminar a los perros de las ciudades, ya que éstos sólo obedecen a una necesidad fisiológica. La solución está en concienciar a los dueños, que muchas veces se hacen los tontos y no recogen las heces de sus mascotas, y en otras ocasiones, simple y llanamente, pasan de recoger nada, ni por tontos ni por listos. Eso no es para ellos.

Ricardo y una amiga suya han creado tres carteles alusivos al tema, poniendo una nota de humor que, esta es mi opinión, quizás sea la que más recordemos, especialmente aquellos que tenéis perros (ya sabeis que yo los adoro, pero sólo puedo tener gatos, y sus caquitas las recojo en casa, porque el que más sale es Snake y esas cosas le gusta hacerlas en la intimidad del hogar). Me pide que de estos carteles a conocer y yo lo hago con muchísimo gusto.



Es genial tener a ese amigo en casa que hace nuestras delicias y nos da más amor del que nunca hubiéramos soñado, pero al sacarle a la calle, los demás no tienen porqué entusiasmarse con los souvenirs que nuestro colega vaya dejando. Así que ya sabeis, bolsita en mano y que nadie tenga que decir ni esta boca es mía respecto a tu mascota. Si pedimos respeto para ellos, también debemos entender que hemos de respetar a los demás y responsabilizarnos por los actos de nuestros animales.

20 comentarios:

Thiago dijo...

NO es lo mismo mierda de perro que perro de mierda... La verdad es que la mierda siempre es de los dueños...!

En mi urb. hay zonas que no se puede ni pasar, zonas verdes que allí nadie se molesta en recoger las caquitas...

Bezos.

conxa dijo...

Totalmente de acuerdo con Ricardo, el chuarro siempre es el dueño del perro.
Yo si he sido de perros, además pastor alemán que hacía unas mierdas como catedrales, y ahí iba yo toda digna a recogerla. En una ocasión paso una señora y me felicitó, pq era la primera vez que lo veía.

Ahora mismo me llevo la imagen a mi blog.

conxa dijo...

obviamente queria decir GUARRO.

Stultifer dijo...

Mierda de perros mierda de dueños, y coincido con Thiago (o le he copiado).

La chica de ayer dijo...

Todos los seres tienen derecho a vivir y los perros no tienen culpa de nada: SON SUS DUEÑOS!

Doctora dijo...

Mi perra se acostumbró desde pequeña a que lo hiciera en la terraza,donde le poniamos papel,y jamás lo hizo en la calle.Era gracioso porque muchas veces lo primero que hacia nada mas llegar a casa era ir a la terraza y hacer sus necesidades (como las personas).

JAAC dijo...

Sigo tu ejemplo, el mejor desprecio es no hacer aprecio. Entrar en el blog aunque sea sólo para pinchar en el enlace hará que se sienta contenta al ver cómo aumenta su número de visitantes. Con su pan se lo coma...

Una vez oí que si una raza extraterrestre llegara a la Tierra y viera a un humano paseando a un perro, que el perro se para donde quiere, camina cuando quiere y cuando caga el humano se acerca para recoger su mierda del suelo... cuál de las dos razas pensaría que es la dominante? ;-)

Nils dijo...

A mí los perros no me gustan nada de nada y prefiero que estén muy lejos de donde yo me encuentre, pero de ahí a convertirlos en apestados... muchos hacen bastante bien social, no sólo a sus dueños, y eso es impagable. Lo que sí me parece inaceptable es que no se fomente el cuidado higiénico y responsable de los animales, porque no tengo por qué sufragar con mis impuestos retenes especiales de limpieza de cacas porque los dueños no las recogen.

gaysinley dijo...

Totalmente de acuerdo, lo primero que desaparezca ella (la bloguera esa). Y lo segundo, las cacas es una responsabilidad de los dueños de los adorables perritos, ya bastante tienen con aguantar a veces 12 horas a que les saquen... angelitos!

Todo post sobre la defensa del mundo perruno, así como abandono y demás, nunca está de más!. Mu bien y yo tampoco pienso visitar el blog ese...

Besitos

Elisabeth dijo...

dejas a tus hijos hacer caca en la calle? pues tu perrito es lo mismo,si hace caca recogelo que es tuya


besitosss

BIRA dijo...

Desde luego, IAGO, que el orden de las palabras cambia totalmente su sentido. Los únicos que de verdad son caquita son algunos dueños, que no todos, que muchos sí cumplen con su obligación. Que es lo menos que tienen que hacer, por otra parte. Besos, cari.

CONXA, a mí a veces ganas me dan de felicitar también a algunos, cuando voy por algún sitio que está petado literalmente y veo a un dueño responsable. En esto, como en todo, respeta si quieres ser respetado. Ah, lo de guarro te lo entendí a la primera, jeje. Besos, linda.

STULTI copión!!

BIRA dijo...

LA CHICA, esa es la cuestión que intentamos plantear: no es culpa de los perros, que tienen tanto derecho a vivir en cualquier parte como la mujer esta. Lo que hay que hacer es concienciar a los dueños de que tienen que ser más responsables. Beso

DOCTORA, tu perra como mi Snake, que esas cositas las hace en casa, jeje. Beso

JAAC, seguro son ellos los que mandan en casa, por lo menos con mis gatos pasa así: ábreme la puerta, que quiero salir, abre, que quiero entrar, quiero la merienda, levántate coño, deja el blog y ponme mi latita de comida... y sino me quedo aquí mirándote hasta que se me fundan las pestañas! Vaya panzada te diste de ayer. Espero no haberte saturado las neuronas! Beso

BIRA dijo...

NILS, ves? Hasta alguien como tú, que a quien no le gustan los perros, entiende el problema y ve clara la solución. Y es que, puestos a ser brutos, a alguien podría ocurrírsele que no quiere más feos por la calle, que son antiestéticos. Si es que.. Besos

GAYSINLEY, mira ese es otro punto que también habría que tener muy en cuenta. Nosotros no tenemos perro porque no estamos seguros de poder dedicarle todo el tiempo que se merece, y sacarle a la calle tantas veces como le venga bien (vamos, que lo suyo serían mínimo tres...). Y si tienes a alguien en casa es para cuidarle, no para darle una vida de perro (entiéndase perro en el mal sentido de la palabra, jeje). Y sí, las cosas aunque estén ya muy vistas, creo que conviene recordarlas de vez en cuando. Besotes

BIRA dijo...

ELIZABETH, bienvenida y gracias por comentar.
Esa es la cuestión, que tenemos obligaciones y responsabilidades, sea propias, sean por nuestros hijos o por nuestras mascotas y hemos de ser muy conscientes de ellas. Claro que lo de algunos niños también es otro cantar, porque hacen lo que les sale de los cataplines y a los padres les importa un rábano (mientras lo hagan fuera de casa).

La cosa es que hemos de aceptar las responsabilidades y respetar a los demás si queremos que los demás nos respeten.

Ahora bien, no creo que un grupo de dueños irresponsables sea razón suficiente para lanzar la idea de eliminar a los perros de la ciudad. Vamos, digo yo.

Un saludo

Di dijo...

Hay gente que está muy mal y por llamar la atención crean esos blogs de mal gusto y polémicos. Yo tengo perras y recojo siempre las cacas; yo misma en verano me indigno con lo poco cívica que es la gente que pone al perro a hacer sus cosas en los troncos de los árboles y como ya no es acera ahí lo dejan y con el calor la verdad es que es insoportable el hedor. Creo que la solución es fácil poner multas a los que no recogan, ellos son los culpables de la suciedad de las calles no los pobres perros. Saludos y buen finde cumpleañera! P.d yo estoy con quién te dijo que no compres juegos y piratees la nintendo pero ya sé que el Costillo es hermano de Ramoncín, yo lo tengo todo pirateado y no veas que bien, ahora me paso el día con el zuma en la psp a veces creo que voy borracha porque no hago más que ver bolas de colores!

anapedraza dijo...

Vamos a ver, la mayoría de los que por aquí pasan tenemos perros y no me creo que recogamos el 100% de las cacas. El Jordi si caga en la acera (que no lo hace porque se le regaña), en un sitio de paso, en pleno cesped donde todo el mundo se tumba, se recogen siempre sus cacas (además no tendríamos perdón, porque el ayuntamiento de Madrid tiene por todos los sitios expendedores gratis de bolsas para estos menesteres), pero como es muy suyo se suele meter entre setos o sitios escondidos, y ahí salvo que se pueda no se recogen. Estos sitios están infestados de ñordas y a los jardineros les debe de hacer muy poquita gracia.

La culpa no es de los animalitos, la culpa es nuestra.

Otro ejemplo de lo cerdos que somos: las meadas de los perros en cualquier sitio. Pero en fin.

MIGUEL

Vivian dijo...

Ay, Birilla…¡Me asustaste!
Leí el título y pensé que habías mutado como tus hortensias. Aunque, en el fondo, sé que eres una personita buena gente, excéntrica y sensible. A mí realmente me gustan los mininos, nunca tuve perros (porque hay que bañarlos) pero me uno a tus palabras. La gente se busca una mascota sin llegar a pensar que son responsables de ellas.
Muy bueno tu post pescaito.
Te quiero..sip..sip.
Muchos besos.

sonia7386 dijo...

En mi pueblo es horroroso la cantidad de mierdas por metro cuadrado que te puedes encontrar siempre hay que ir mirando al suelo para no pisar alguna en el momento mas inoportuno jajajaja.

En fin que yo creo que esta muy bien el multar a la gente que no lo recoja, ya que tienen perro que se ocupen de cuidarlo de manera apropiada no?

Ricardo Muñoz José dijo...

Hallar esta entrada fue toda una sorpresa. Ignoraba que te habías unido a la batalla contra la intolerancia.

Sin duda, fue una gran experiencia. Los activistas de España y de muchos paises de América, se sumaron formando multitud; en una respuesta clara, firme y directa.

A mí tampoco me gustó la opción de pinchar en el botón de alerta a Blogger, pero, ya que la propietaria cerró los comentarios sin permitir ninguna voz discordante (censura en la práctica), la gente se decantó por esa solución. Hoy, el mentado blog, está más aislado que piojo en peluca.
Por si alguien desea comprobarlo aquí les dejo la dirección:

http://perrosdemierda.blogspot.com/

Birna, querida amiga, es reconfortante saber que estás de nuestor lado. Si juntos hubiéramos luchado contra la intolerancia, nunca habrían exisistido el racismo, los linchamientos, la pena de muerte ni la separación social (por dar algunos ejemplos).

Prometo volver a visitarte.
Un abrazo.
Ricardo - Linde5

Laura dijo...

Los pobres animales no tienen culpa de nada, habría que multar a los dueños.
Besos.