sábado, 4 de octubre de 2008

Animaladas




Hoy es el día de los animales. Me jode que tenga que haber un día para recordar según qué cosas: que si el día del cáncer o del sida –como si las personas que los padecen sólo sufrieran ese día, cuando el resto nos acordamos de ellos-, el día del niño –como si fuera necesario recordarnos que hay niños que no tienen oportunidad de serlo, como si el resto de los días fueran tremendamente felices y no hiciese falta siquiera pensar en ellos-, el de los animales –como si el resto del tiempo pudiésemos pasar de ellos como de la mierda- y un largo etcétera que paso de enumerar, más que nada por no aburrir (creo que eso ya lo estoy consiguiendo con el relato de mis vacaciones) y porque tampoco es plan abusar de la paciencia del personal). Dicho esto, voy a hacer un alto en el relato que me traigo entre manos para hacer mi particular denuncia.

Como sabéis (qué remedio os queda, pobrecicos míos) he estado de safari fotográfico por África. Debería holgar el calificativo de “fotográfico”, pero no es así, porque muy a mi pesar, siguen realizándose “de los otros”, de esos en los que algún hijo de puta prepotente piensa (y consigue) que su dinero puede comprarlo todo: hasta la vida de un animal. Ese no es el tema, que tampoco quiero ponerme de mala hostia ya de mañana.

Me encantó el viaje, me volvió loca la experiencia y, si buda lo permite, me gustaría repetirla (varias veces, ya puestos a pedir). Sólo hubo una cosa que no me gustó, que me decepcionó, que me exasperó, que me puso de un mal humor de los mil demonios… fue el último día, antes de irnos para la playa. Teníamos el último game drive. No voy a dar datos del parque para no reventar el misterio del relato “vacacionil”, pero sí daré la pista de que está relativamente cerca del lugar adonde nos iríamos después, en la costa. Y la pista en sí no es baladí. Creemos que, por la cercanía con la costa, los turistas de los que hablaré, no sabían muy bien a lo que iban (o a lo mejor así, y una vez más, la equivocada, la ilusa y la gilipollas era yo). Al grano, Bira, al grano!!

Estábamos disfrutando (como cada día) de los animales que nos salían al encuentro, de adivinar dónde había algún otro semiescondido, de un día perfecto. De pronto, por la radio se escuchó (supongo, que yo entender no entendí nada) que había león/leones a la vista. Para allá que nos fuimos. Llegamos y el espectáculo me pareció bochornoso, vergonzoso, asqueroso, y todo lo que termine en oso que sea malo-malísimo-peor. Había un león, sí (macho, y aquí una segunda pista del parque en el que nos encontrábamos) y un montón de coches.

Para el que no haya ido nunca de safari, decirle que lo primero que hay que tener no claro, sino clarísimo, es que estás en SU ESPACIO y que les debes RESPETO. Esto, que es algo obvio, parece que todavía no lo es para muchos energúmenos. Lo segundo, lógico por las propinas que luego les dejarás, que los conductores intentarán acercarse lo más posible a los animales, para que los disfrutes, para que los veas bien, para que puedas hacer las mejores fotos… Pero, insisto, SIEMPRE DESDE EL RESPETO AL ANIMAL, QUE ESTÁ EN SU “CASA”, acercándose hasta donde la prudencia y el respeto permiten, ni un centímetro más. Eso lo viví en primera persona todos los días, excepto en esta ocasión.

Nuestra teoría es que estos “turistas” eran más bien domingueros, de los que se van quince días a un resort en la playa de algún país (si es pobre, mejor, que así el lujo está garantizado) y, como los días se hacen largos, se les ocurre la “brillante” idea de hacer un safari de uno o dos días. NOTA ACLARATORIA.- no tengo nada en contra de la gente que veranea en el sitio que le venga en gana y como le salga de las narices. Cada uno con su vida que haga lo que quiera.




La situación fue dantesca: el león estaba en medio de la pista, mirando a un lado y al otro, observando atónito lo que se le venía encima, con una cara mezcla de tristeza, preocupación y mala hostia. Cuando decidía andar, los coches le seguían. Y él se detenía, y volvía a mirar, sin entender nada, sin comprender qué cojones hacían todos aquellos seres allí.



Me senté, no quise asistir al espectáculo. No sé si fue porque notó nuestra cara de disgusto, o si hubiese actuado así en cualquier ocasión, pero Willian, el chófer, despacito se alejó de allí. Se lo agradeceré siempre.



Puede que a algunos esto les parezca una tontería: “qué gracioso el leoncito, que no sabe qué hacer”. A mí me parece una animalada, una barbaridad, una aberración. Mirar a los ojos del león me hizo sentir toda la tristeza del mundo y odiar a la gentuza que no sabe estar en ningún sitio sin molestar, sin tocarle las pelotas a alguien. Y es que, no lo olvidemos, estamos hablando de animales salvajes (insisto en lo de que están en su casa, y a nadie nos gusta que nos toquen las pelotas, menos aún en nuestro hogar) y pueden ponerse "nerviositos" y atacar, porque no sabemos qué reacción puede tener. Y entonces, si atacan a alguien y de dejan para del desguace... qué pasa? Sacrificamos al animal y listo? Qué triste, madre.



En otro orden de cosas, hoy le ha tocado a Snake veterinario y, a pesar de ser su día, no hay buenas noticias para él. Nos han dicho (cómo si no lo supiésemos) que el animal está gordo como un hipopótamo, y que eso no es bueno para él (ni para mí, añado, pues cada vez que lo cojo en brazos se me jode un poco más mi maltrecha espalda), que si sigue en esa línea en menos de un año será diabético y estará jodido pero bien. Que de ahora en adelante treinta gramos de comida por la mañana (a compartir con los otros dos, claro) y treinta por la noche, y sanseacabó. No sé cómo se lo tomará, porque vaya cómo come el animalillo!! Aunque lo cierto es que no es para menos, nueve kilos y medio pesa el desagraciado!

Antes de irnos de vacaciones empezamos a notar que justo donde termina el lomo y le empieza el rabo se le hacían unas rastas más dignas de Bob Marley que de un lindo gatito doméstico. El veterinario nos ha sacado de dudas: se le forman porque, como tiene tamaña barriga, el animalico no puede llegar a esa zona! Hay que joderse.

Que sigamos dejando que salga a la calle, porque algo de deporte hará (iluso que es el doctor… si supiera que lo que hace es dar un par de vueltas y luego tumbarse en una de las sillas a dormir durante horas!!).

La puti sigue viniendo y es una gamberra de tomo y lomo. Cuando llega, maúlla como exigiendo que le abra la puerta (para lo cual debo cerrar las otras puertas, para que no se encuentre con mis tres soletes, que me los tiene acojonados). Entra, come dos o tres bolitas, se sube a cualquier sitio y si pretendes acariciarla o se hace un poco la esquiva o te pega un arañazo que te deja temblando. El jueves estuvo casi todo el día en la terraza. Llovía (qué raro, si aquí nunca llueve) y allí estuvo metida debajo de una silla… hasta que a Boonie le dio por acercarse a la puerta y ella le vio y se puso hecha un basilisco, poniéndose a dos patas y arañando el cristal (a falta de no poder echarle la uña a mi adorado Boo, víbora!). No anduve muy lista con la cámara, así que sólo pude hacer vídeo de cuando “sólo” maullaba, pero sin atacar.

Y, para rematar el relato animalesco, deciros que el “papá” de Pibe (el perro albino más bonito del mundo mundial), nuestro Carlos Hugo Becerra, me ha dado un premio!!! Supongo que es porque quiere que le de la receta para hacer de una vulgar hortensia otra mutante, pero bueno, sea como fuere, yo se lo agradezco igual (que yo soy muy buena gente). Gracias, Carlos!!

21 comentarios:

Laura dijo...

El león me ha dado mucha lástima porque realmente se le ve triste. Una lástima que algunas personas no sepan apreciar lo que están viendo.
Lo del gato tiene remedio, pensé que se iba a tratar de algo más grave. Evidentemente si es comilón lo va a pasar mal, pero todo sea por su salud.
Y muchas felicidades por tu premio, guapetona.
Besos.

Laura dijo...

Seme olvidaba, esta es la forma de descargarte el blog: ve a http://draft.blogger.com, te vas a Configuración y ahí tienes la opción Exportar blog. Eso sí, no te guarda el diseño del blog pero es lo de menos. Lo único que no me gusta es que te pone todos los post seguidos, y al final todos los comentarios que te han hecho juntos.
Espero que te sirva.
Besos.

Thiago dijo...

Igual el león no nos considera seres a los humnaos...!De ahí su cara de desamparo entre triste y escéptica!

De Africa ya los occidentales acabamos con sus riquezas, pronto acabaremos con sus animales y con sus pobladores, no te creas..

Bezos, cari.

Tareixa dijo...

Que tristeza ver a un rey de la selva con esa actitud lastimera..No aprenderemos hasta que nos lo carguemos todo..
Y me he perdido con tus animales..¿Pero cuantos tienes?

Carlos Becerra dijo...

Bira...

Nadie puede discutir que los animales están en su casa, claro que también los humanos lo están, y el respeto se debe practicar en la convivencia, la evolución ha llevado al acercamiento de las diferentes especies animales, esto incluye a los humanos, si entendemos bien esta teoría lo único que se puede pedir es que ese vínculo este condicionado por el respeto a la integridad ya que los espacios serian compartidos.

No tomes de ninguna manera este comentario como que no te entiendo, y mucho menos como que no comparto tu posición ante la cercanía de los turistas al animal salvaje, es mas, y todo lo contrario, lo entiendo, lo comparto, y censuro esas practicas. Pero las atracciones turísticas tienen tantos matices como los gustos de las personas que viajan.
Yo, sin ir mas lejos, he cometido infracciones de este tipo, al nadar junto a ballenas grises australes en Puerto Madryn, conducir aero-botes en pantanos llenos de lagartos en los Everglades ,cruzar cangrejales a pie en Punta del Diablo, meterme en fosas de serpientes en Bangladesh, correr entre manadas de pingüinos australes en Lapataia, bucear entre delfines en Palm Beach, o asustar a cientos de aves exoticas en Costa Rica, solo para citar algunas de estas peripecias... Y Bira, te juro que no me siento culpable, ni me hicieron daño, ni dañe el ecosistema, ni hice infeliz a ningún animal... solo, y insisto, SOLO, convivi en el hábitat de ellos durante algunas horas y luego me fui sin causar perjuicios, y eso paso pues amo a los animales y pude disfrutar de la maravillosa experiencia de verlos desde cerca en su estado natural, cosa que volvería a hacer todas las veces que pueda y siempre manteniendo el respeto mutuo.

Bira...
En otro orden de cosas, cuando leía el post en la parte que indicas el régimen que debe seguir Snake me acordé de una situación que pase con una perrita que tenia yo, y ella también debía ajustarse a un duro régimen, pero la veterinaria me aconsejo ir llevándola a esos nuevos parámetros de comida en forma escalonada, me explico que el animal sufriría mucho si de un día para otro su plato de comida se veía disminuido a una tercera parte, y me aconsejó hacerlo de manera tal que su metabolismo se acostumbrara a la dieta de a poco, la primer semana un poco menos, la siguiente menos, y así recién al mes llegar a los requisitos del régimen, te lo comento pues sera una forma de que mi estimado Snake no sufra mucho.


Por ultimo, pero no menos importante, he de decirte que el premio te lo otorgue por tu talento, y por afecto.
De ninguna manera deseo saber tu formula mágica para mutar hortensias, eso te lo dejo a ti megocientíficabotanica !!!
Tambien es bueno agregar que el nombre del galardón lleva inmerso un mensaje importante, "Premio Joya para el Alma", y eso es en realidad lo que tu representas para mi, una joya... por ello atesoro tu amistad valorándola mucho... pero está claro que esto ya lo sabias.

Un cariño en su día a todos la GatoBiraesfera !!!

Millones de besos y abrazos para ti y el Costillo.

CarlosHugobecerra.

weblara dijo...

Son espectaculares las fotos, pero coincido con el resto de bloggers en que el leon está super triste.
Felicidades por tu premio, te lo mereces, te he dejado un obsequio en mi blog.
Besucos guapa!

noelia dijo...

pobre leon se le ve super triste con lo que me gustan a mi los leones!!! muakssss

La aspirante dijo...

Pobre leoncito, mami, qué gente más mala hay por el mundo.
Y pobre minino. Y enhorabuena! Tú te mereces todos los premios del mundo.

Te quiere, tu hija.

BIRA dijo...

LAURA, vaya panzada que te has pegado todo seguido con lo que yo largo. Gracias, reina. Para ser honesta, todos (o casi) los leones que vi parecían tener la mirada triste (les pasará como a los gatos, que nunca sonríen :P… bueno, Chipie a veces sí!), pero este además se notaba estresado, incómodo (lógico, yo también lo estaría si me siguiera una horda de fanáticos cámara en mano). Lo de Snake va a ser duro. Ya te lo Adelanto, pero bueno, es lo que hay. Gracias por las feliitaciones y por la dirección para guardar el blog. A ver si me pongo a ello. Besos.

IAGO, los occidentales a veces somos lo peor y, desde luego, lo que hemos hecho (y estamos haciendo, que es peor) en África, no tiene nombre. Biquiños.

TAREIXA, bienvenida de nuevo! Exactamente, haremos como con todo, desde que lo perdamos, nos daremos cuenta de lo que teníamos. Tengo tres, tres lindos gatitos: Boo, Chipie y Snake. Besos.

BIRA dijo...

CARLOS, no estoy de acuerdo contigo, no al menos totalmente. Vale que el planeta es de todos (aunque los humanos pensemos que es nuestro), pero en los parques NO VIVEN humanos. Digamos que pasamos por allí, nada más. Con lo cual sí que podemos hablar de que el león estaba en SU casa (y la de los otros miles de animales que viven por allí, claro).

Una cosa es disfrutar de ellos (yo lo hice) y otra agobiarlos, estresarlos, perseguirlos. Hubo imágenes alucinantes en las que una familia de leones era observada por la gente desde dieciocho autos, pero éstos se quedan quietos, o a lo sumo se mueven (muy despacio) para tener mejor vista. En este caso, el león caminaba por la pista y los coches le seguían. Y te digo que te partía el alma ver cómo daba dos pasos, miraba para atrás, los coches se movían y él se quedaba entonces quieto. Y así una y otra vez, hasta que (supongo hasta los cojones) se fue (y los coches detrás, obvio), cabizbajo, como pensando qué habría hecho él para merecer esto.

Quizás soy un poco exagerada contando las cosas, pero esa fue la impresión que a mí me dio. Puedes hacer mil cosas, como las que tú has hecho, o como las que hice yo, pero respetando su espacio, sin intimidarles, sin acojonarles, sin que ellos noten más de lo necesario tu presencia.

Creo que has puesto la clave: “atracciones turísticas”. Esto no es un puto Disneyword, aunque para algunos lo parezca. No sé, supongo que para esto, como para todo, habrá mil opiniones.

Gracias por los consejos para la dieta, pero el Costillo es tan cabezón como el veterinario, así que me temo que el pobre bicho va a pasar más hambre que el perro de un ciego (bueno, hambre no, gula, como me pasa a mí cuando hago dieta).

Gracias también por el comentario en cuanto al premio. Siempre digo que soy una joya… en bruto!! Jajaja. Muchos cariños para ti e Isabel.

BIRA dijo...

WEBLARA, hay algo para en mí en tu casa???? Tengo que ponerme al día que os tengo medio abandonados. Ains. Es lo malo de las vacaciones, que siempre te pierdes cosas. Un besazo, reina.

NOELIA, son animales impresionantes, aunque tremendamente vagos, bueno, como muchos machos humanos, jeje, que lo hagan todo ellas, mientras ellos se la pasan tirados tomando el sol. Besos.

ASPIRANTE, reina mora, qué susto ayer con tu blog, casi me da un telele. Yo creo que estos más que malos eran inconscientes. No creo que quisieran hacerle nada al león (por la cuenta que les trae), pero tampoco pensaron en que podrían estar agobiándolo. Te quiere miles, mami.

Di dijo...

Pobrecito el león, que triste es la realidad, seguramente si no sacaran dinero con él haría siglos que no habría leones salvajes! todo es un negocio. Donde yo vivo ahora hay mucho cazador, (los odio con todas mis fuerzas) y cuando acaba la temporada de caza empiezan a abandonar galgos. El otro día haciendo ejercicio ví de lejos un galgo hurgando en la basura y tenía un gesto parecido al de tu león. Hay gente que debería estar en una jaula en lugar de los animales. Saludos

La chica de ayer dijo...

Yo adoro los animales desdec siempre y verlos en libertad y sin que los molestemos mucho es lo mejor!

forgiven princess dijo...

Es que estas cosas tenían que prohibirlas. Te lo digo yo. Vale, super bonito ver al león paseando por ahí, o al elefante meneando las orejas, pero es que la de hijos de puta que se meten no tiene nombre.
Aunque el mundo occidental acabó con África en el siglo XIX, cuando el Imperialismo.

Sin duda, todo lo que toca occidente acaba jodido (mira Sudamérica, mira China, mira India, mira Irak...).

Y bueno, referente a Snake... Pues sí, pasará hambre, pero es por su bien... Y reservas tiene, jeje.

A la puti... Te diría que le dieses un escobazo, pero no me parece correcto... Prueba a ponerle fuera un cuenquecito pequeño con la comida, y que no entre, así conservas tu integridad física, lejos de sus zarpazos ;)

Un besazo!

geminisdespechada dijo...

buf! pobrecito... siempre lo he pensado, que no puede ser bueno para los animalitos que haya tanta gente como pedro por su casa (la de ellos) pero supongo que ese dinero que llega allí de alguna manera servirá para conservarles? qué opinas?

Anónimo dijo...

Hola guapa...He leido tu comentario en mi no-blog...Ya no me salen cosas bonitas ni nada bueno, así que para que cansar al personal???? Pero os sigo leyendo y escribiendo, ok?

Muchos besos y me alegro de que estes bien y de tus super vacaciones...Mil besos mas.

Yolanda SOL

JB dijo...

Un leon en medio de la via... INCREIBLE. Tremendas imagenes esas Bira. Espero que estes muy bien. No sé nada de ti desde hace algun tiempo. Pasate por mi blog.

Saludos y besos.
JB.

BIRA dijo...

DI, de eso puedes estar segura. Respeto los gustos de cada uno, pero no soy capaz de entender que alguien saque placer de matar a un animal, sea el que sea (exclúyanse, please, mosquitos picadors asquerosos y similares, eh!).

LA CHICA, pues sí. A mí los zoo no me gustan. He ido alguna vez, claro, hace muchos años, pero no me terminan de convencer. Cierto es, y se lo reconozco, que si no fuese en cautividad algunas especies ya no podríamos ni verlas, porque se habrían extinguido y que hay profesionales como la copa de un vino que entregan su tiempo y su vida al cuidado de los animales, pero nada hay como verlos en libertad, a su rollo.

FORGIVEN, creo que gilipichisbiribichis hay en todas partes y a nosotros nos tocó ver a estos. Como he dicho, no creo que lo hiciesen por maldad ni que pretendiesen hacerle daño al león ni mucho menos, pero muchas veces (yo la primera, ojo) actuamos sin pensar muy bien las consecuencias.
Lo que hicimos con África (y el resto del mundo que colonizamos) no tiene nombre, aunque hay quien aún lo niega y dicen que “antes” estaban mejor, pues esta gente sola no tiene opciones y blablabla.

Snake no lo está pasando muy bien, no. Ayer, a la hora de la comida blanda (las 18.00, en punto, aunque Boo empieza media hora antes a maullar, como para que no se me olvide) tuve que encerrar a Boo en la sala (a Chipie no le gusta y Snake no puede comerla). Si lo ves en la puerta flipas. Me partía el alma, pobre, pero es lo que hay. Y ahora ya está corriendo, así que algo de deporte hará. Yo sólo rezo para que no le de por cazarse su comida… aggg.

Si le doy un escobazo a la puti capaz que me lo devuelve, la perraca!

BIRA dijo...

GÉMINIS, parto de la base de que el turismo es la mayor fuente de ingresos de Tanzania (y Kenia), y la mayor parte de ese turismo va a ver animales a los parques. Sin ese dinero, creo (insisto) tanto los parques como los animales se podrían dar por jodidos… pero también muchas, muchas, muchas personas que viven directa o indirectamente del dinerillo que dejamos allí los turistas.

El viaje merece muchísimo la pena y esto que he puesto aquí ha sido una excepción. En los días que nosotros estuvimos allí no vimos cosa igual. Vale, que sí, que a veces hay, por ejemplo, un leopardo o un grupo de leones o algo que llama mucho la atención y puedes ver montonazo de coches mirándoles, pero SIN ACERCARSE DEMASIADO. A veces les ves caminar por entre los coches, como pedro por su casa (que es donde están), otras dan un rodeo para no cruzarse con nadie. En esos casos (todos los demás que viví menos el que cuento en el post) los conductores lo máximo que hacen es mover el coche cuando se va alguien para intentar tener mejor vista, despacito, sin acelerones, sin hacer demasiado ruido (sí, lo sé, porque les conviene que los veamos bien, y no que se asusten y marchen corriendo). Vamos, que quiero pensar que esto fue una excepción que tuve la mala suerte de ver (ya sabes, hay cosas que si no las vemos es como si no existieran, no?).

Tiene que haber de todo, y nunca todo el mundo puede estar concienciado. A mí me pareció como irse a las Pirámides spray en mano. Mira, no toques, respeta, disfruta… vive y deja vivir, sin agobiar.

SOOOOOOOOOOOOOLLL!! Qué alegría saber de ti, reina. Lo que te puse en tu no-blog es lo que pienso. Vendrán tiempos mejores, ya lo verás. A veces sacar la mierdecilla que llevamos dentro ayuda, otras es mejor intentar pasar de ella y solucionar los problemas sin airearlos demasiado. Tómate tu tiempo, medita tu decisión… y vuelve feliz como una perdiz, porque se te echa de menos. Mil besazos guapísima. Y muchas, muchas, muchas gracias por aparecer!

JB, gracias tesoro. Estoy bien, pero muy liada. Tu blog y otros muchos los tengo pendientes. Pero tranquilo, que poco a poco me iré poniendo al día. No sabes la alegría inmensa que me llevé cuando Iago me dijo que habías vuelto!

Besazos para todos!

anselmo dijo...

A mi peke le encantan los zoológicos y a mi se me rompe el corazón verlos allí...
El ser humano ha machacado todo lo natural que hay a su alrededor y lo mata o lo encierra...llámese leon o llámese indio...
el ser humano moderno es un virus
PD: las fotos de los animales son lindísimas...
Por cierto, te recomiendo el anima-blog que tengo en mis favoritos, te encantaría

conxa dijo...

Pues si tenías toda la razón para cabrearte, hay que tener muy claro que el intruso es el humano,y respetar,respetar y respetar...

Y en cuanto a tu gordi, ufff que dificil que haga ejercicio, pero bueno habrá que hacer como sea que se mueva.

Menudo palizón que te has dado poniendote al día con mi blog, eres tremenda.

Un besazo guapa. Y felicidades por el premio.