miércoles, 11 de junio de 2008

Quejarse de vicio

Tengo algunas manías bien feas. No es plan confesarlas todas, ya que todavía queda quien me tiene en alta estima, pero sí alguna de ellas, que no es bueno creerse en un pedestal. Una de ellas es el quejarme de vicio. Por todooooooooo tengo que quejarme, todooooooo tiene que tener ese pequeño detalle que hace que yo le saque la puntilla. No es que sea meticulosa ni perfeccionista (bueno, a veces sí, aunque no me salga yo lo intento con todo el alma) es que debo tener un gen averiado y me hace ver cosas que los demás no ven. Consiguientemente, y como yo soy ante todo, consecuente conmigo misma, tengo que quejarme.


Que la tienda de enfrente parece un bazar de Ankara y saquen la mercancía invadiendo media acera me hace rechinar los dientes cada vez que lo pienso. Esto ya no me molesta por mí misma, sino porque soy consciente (parece que los de la tienda no) de que hay personas minusválidas que van en silla de ruedas, y ya que no rompemos barreras, al menos no jodamos inventándonos otras nuevas. Tampoco deben pensar en esos pobres padres de mellizos (que abundan cual setas en otoño) que intentan pasear a sus retoños en un bonito día primaveral y se encuentran más bien en un "juegos sin fronteras" a nivel local. Y no son ellos solos, no, no, aquí hay mucho comerciante "abusador" que piensa que la acera es suya. Y yo me pregunto cuánto han pagado por ella y si se pondrán en la piel de otros que no lo tienen tan fácil.


Que me aparquen las bicis delante de la puerta de casa... hace que se me disparen todos los cohetes. Me dan ganas de agarrarlos por el pescuezo (porque estos seres no tienen cuello) y decirles bien clarito: "Aquí vive gente también!!", que diría Max, tulipán que merecería un post si un día me pillase inspirada.



Los paraguas, sus dueños y yo habitamos mundos paralelos que, jamás, y digo, jamás, podrán llegar a alcanzar un punto de encuentro.


Y como eso, mil pequeñas cosas en las que me quejo, eso sí, con toda la razón de este mundo. Hay otras, sin embargo, que cuando las pienso fríamente sé que son irracionales, pero ahí están, y cuando se producen van martilleando en mi mente hasta que, o me quejo o exploto. Y claro, lo primero es bastante más higiénico. Ejemplos de estas últimas tenemos a mogollón: encontrarme alguna percha (da igual que sólo sea una) mirando hacia fuera. Arggggggggg, me dan hasta dentera. Puede tacharse de irracional (y no digo yo que no lo sea), pero desde luego, resulta más práctico (dónde vamos a parar!) colocarlas en la forma adecuada. Pocas cosas hay que me revuelvan tanto el estómago como un armario en el que cada percha esté mirando para un sitio. Me crispa la vida.


Los botes de pasta de dientes, champú, gel y demás abiertos me ponen los pelos como escarpias y los cierro aunque no esté en mi casa (vamos, que tú me invitas a la tuya, tan amistosamente. Nos estamos riendo mientras comentamos las últimas novedades de la Red y de repente me apetece ir al baño. Y zas! ahí está ese bote que no deja de mirarme, que me pide a gritos que lo cierre porque el pobre tiene la desgracia de convivir con un insensat@ que lo deja siempre con el culo al aire. Y tengo que cerrarlo, tengo que cerrarlo o me va mal).


Podría seguir enumerando cosas hasta el infinito y más allá, pero no es plan. Termino diciendo que hay una cosa de la que me he quejado (y me quejo, que soy así de cazurra y cabezona) de vicio: mis pobres hortensias. He renegado de sus colores, les he negado su libertad y ellas las pobres sólo querían renovarse, interior y exteriormente. Y las reformas es lo que tienen, que molestan mientras duran, pero una vez terminadas, normalmente nos sorprenden.


Como entre mis muchos defectos no está el de ser injusta, daré a dios lo que es de dios y al césar lo que es del césar: aquí tenéis vuestro espacio, mis pequeñas. Prometo intentar no volver a quejarme, de vosotras, de vicio.



27 comentarios:

sonia7386 dijo...

Yo creo que todos nos quejamos por las cosas, yo lo de los paraguas ya lo comenté en un post, pues no puedo con ellos.

Los que me molestan mucho también son los que se encuentran por la calle y se paran a hablar ocupando toda la acera, da igual que sea grande que pequeña, me da una rabia que bufffff no puedo con ello, porque encima te ven y no se mueven! coño, que yo ocupo poco porque soy delgada, pero cuando voy con la silla de mi sobrino que quieren, que me baje de la acera? porque te ven venir y se dan la vuelta dándote la espalda como si no te hubieran visto, me ponen de los nervios, me dan ganas de decirles, pero subnormal! te quitas? jajajaja se nota que estoy de estrés de exámenes pero es que es verdad!

Aunque también tengo otras manías, como peinarme antes de ir a dormir, sí, y a veces me pregunto: para qué si nadie me va a ver? para qué si ya estoy bien peinada? pero ya ves, no puedo evitarlo jejeje

Un besoo

Laura dijo...

De quejarte de vicio nada, te quejas con toda la razón, sobre todo con lo de ocupar las aceras. Yo tengo manía a los botes abiertos, pero todavía más a los que están cerrados y todo aplastados. No puedo evitar abrirlos para que recuperen su forma habitual.
Besos.

Carlos Becerra dijo...

Mira si sera verdad lo que dices, que en algunos comercios de Utrecht ya no hay libro de quejas, ahora tienen "LIBRO DE BIRA".

Además en Holanda han instrumentado la "BIROQUEJA" que la haces desde cualquier cajero automático; también el la television local están haciendo un piloto del reality "BIRA LA GRAN QUEJONA".

En el tema especifico de las "ACERAS", la popularidad que ha conseguido BIRA como "LICENCIADA EN QUEJAS Y AFINES", ha llevado al Ayuntamiento Utrechtiano a poner frente a la casa donde mora ella, sendos carteles que rezan: "OJO, ESTA ACERA ES DE BIRA, ATENERSE A LAS CONSECUENCIAS".

El tema de las "BICICLETAS" es muy serio, así como Mafalda odiaba la "SOPA", Bira es conocida entre los ciclistas de la zona como "LA SATIRA DE LA BICI", a tal punto que a los niños que usan bici, sus padres les dicen "SI PASAS POR LO DE BIRA, PONTE EL CASCO !!!!".

Así como los fabricantes de paraguas holandeses le están pagando a Dios, en metálico, para que no llueva cerca de lo de BIRA.

Las perchas, mediante su enlace sindical ponen de manifiesto su libertad de mirar para donde se les de la gana, y poco les importa la censura previa que realiza BIRA.

Bira (mensaje personal) el champú, la pasta dental, el gel de baño, etc . . . ni hablan, y mucho menos gritan . . . esto lo tendrás que hablar en la sesión del jueves con el psicoanalista.

Y aqui en el final, es bueno BIRA que sepas que eres la única responsable de los cambios hormonales de tus hortensias, los cambios de color es por esa manía tuya de no dejarlas salir de marcha los sábados, y así ellas nunca pueden tener un ligue con algún "Hortensio", y mojarse a placer.

BIRA, de corazón, nos gustas y te queremos a pesar de los trillones de defectos que tienes, pues una sola sonrisa tuya basta para sanarnos y traernos armonía.

Con mucho cariño.
CarlosHugoBecerra.

BIRA dijo...

Sois la pera limonera. Sonia, tu post de los paraguas lo leí y me encantó. Me sentí plenamente identificada y no un bicho raro, como habitualmente. También odio a esos personajillos que invaden la cera pasando de largo de que otros tengan que esquivarles. Y ya no te digo nada de los que pretenden entrar con la bici hasta la caja del supermercado, en pleno sábado y todo hasta la bandera. Me ponen de los cohetes.

Laura, eso también me pasa, me revienta verlos ahí todos deformes. Ains, qué maniática soy por dios.

Carlos, casi me matas... de risa! Joer, si es que tus comentarios son post!! Y currados, eh. Me muero de risa contigo, salao!
Que sepas que el Ayuntamiento no tiene a bien seguir mis sutiles indirectas y no pone carteles de ningún tipo, pero en la casa en la que vivíamos antes lo pusimos nosotros (el Costillo también tiene alguna que otra manía, no sé si por contagio o le venía de serie) para que no aparcasen allí las putas bicis. Y un día, casi recién llegada, sin saber apenas el idioma, va una gilipichibiribichi y me planta una bici inmensa, con su carrito de nene detrás en t'ol medio la puerta. Y yo: Oiga, señora, aquí no se puede aparcar. Y ella: Por? Y yo: aparte de por lo obvio, que no es otra que esto es la puta entrada de una casa donde vive gente, porque hay un letrero que así lo indica. Sabe usted leer? Y ella: oh, sorry, sorry. Sorry sorry la putaqueteparió que te cojo a ti, a la bici y al guaje y os pongo mirando a Cuenca, hombreya! Ains, me pueden.

Pensándolo bien, parezco una vieja "repunante" eh, jaja.

Besotes a todos.

Sol solito dijo...

Oye, un poco rarita si que eres..jajajaja. Que no, que es broma. Todos tenemos manias. Y yo tambien me quejo de todo. Cuando las cosas me van bien, también. Creo que es por si me acostumbro a lo bueno y luego biene lo malo, asi ya me he quejado.Besos

conxa dijo...

bueno has nombrado cosas que lo mas correcto es quejarse, como la invasión de las aceras.
Otras, como lo de cerrar los botes,tubos etc.etc...que son mas manías no?

Yo de las segundas cada vez me estoy inmunizando más, pero de las primeras,si, de esas si me quejo y me revelo que caray!

el hombre de la baraja de la derrota dijo...

preciso espacio si no es muy atrevido de mi parte te invito a conocer el mio
besos

BIRA dijo...

Sol, Conxa, no intentéis arreglarlo con amables palabras: soy rara de cojones, jajaja, pero es lo que hay. No dicen que hay que aprender a quererse uno mismo, con sus virtudes y sus defectos? Bueno, pues yo de las primeras no tengo muchas (algunas hay, claro) pero de los segundos atesoro hasta para exportar! Besos guapísimas.

Bienvenido, hombredelabarajadeladerrota... gracias por pasarte. Iré a ver tu preciso espacio en breve.

Saludos.

geminisdespechada dijo...

jajajaja que las perchas tienen que ir hacia dentro??? no tenía ni idea... Si entras en mi casa te mueres, seguro que está cada una mirando para donde le apetece, los botes tapados, destapados, espachurrados, y a veces boca abajo y sin tapar bien con el champú corriendo por la bañera, jajaja, te morirías!

lo de los paraguas lo llevo peor, pero es que soy muy alta y me sacan un ojo!!!

besos

BIRA dijo...

Uy, Amaveli... bueno es saberlo para, en caso de visitarte, hacerlo con los ojos vendados, jajaja. Lo de las perchas, aunque parezca una chorrada, tiene su lógica, no creas. Por ejemplo, si un día te da un siroco y te apetece reordenar y colocar los armarios es mucho más fácil sacar todo si las perchas están en la dirección correcta. Es meter tus manitas al armario, agarrar todas las perchas que seas capaz y zas, salen todas a la vez. Ahora bien, si cada una mira para un sitio y te da el mismo siroco, pierdes más tiempo en sacar las cosas del armario que en limpiarlo y colocarlo (esta vez correctamente, jajaja) entero. Paranoica, eh? Una listilla, eso es lo que soy.

Besos guapa!

BIRA dijo...

Ups, Géminis, perdona el lapsus pero en lugar de leer el nombre miré la foto y te confundí (con tanto rojo) con Amaveli. Usted perdone, reina!

Ahora, lo dicho, dicho queda eh. Ya te veo arreglándolo todo si un día me invitas a visitarte.

Besotes!

The Pilgrim dijo...

Hola guapa!
Nada, sólo pasaba para saludarte, que últimamente tengo la cabeza tipo turmix...

Un beso!

BIRA dijo...

Pilgrim, qué alegría verte por aquí otra vez!

Espero que pronto puedas tomarte unas (merecidísimas) vacaciones y despejar, que tanto estrés no es bueno.

Un besazo!

Thiago dijo...

Qué monas, ves? Si mis queridss hortensias no podían fallarnos, solo que esta privamera va un poquito retrasada, cari.. al menos en madrid. Y menos mal, que asi no va la gente tan ligera de ropa mientras hay exámenes, jaaja

Bezos

forgiven princess dijo...

Aish!
Yo a los que no aguanto es a los hipócritas. Te pongo el ejemplo que más me afecta.
Estando en un examen, los 4 tontitos de siempre (que esta vez no han podido hacer la chuleta de turno ni copiar) empiezan a dar por culo de una manera impresionante.
Después, en otro examen, ellos llevan la chuleta, tú tienes que preguntarle un par de cosas a la profe, y claro, no sabes lenguaje de sordo mudos.
Hablas lo más bajito que puedes, pero ellos empiezan: eh! tía! deja de dar por culo! siempre igual! cuando terminan dan follón!

¡Me cago en el cielo, nene! ¡Pero si el porculero aquí eres tú! ¡Qué coño dices!
Ahí las ganas de matar me intentan convencer de dar patadas voladoras, pero me conformo con ''te jodes, tú nos lo hiciste el otro día, y molestabas a todos, no a uno''. Y tan campante, sí señora.
Lo de los paraguas es fatal. Yo no los aguanto. Son feos, te acabas mojando más, y tengo tendencia a usarlos para sacarle un ojo a la gente, sin querer.
xD

Los de las aceras... Si son cajas, yo opto por una distraída patada, que jode bastante. Y si son hombres en carga y descarga, siempre está el recurrido: pero imbécil!, que por aquí pasan mujeres con niños y abuelos! que si se te cae eso matas a alguien! cabronazo!
Y te quedas tan a gusto, también.

Y lo que sí que no aguanto es dejar el volumen de cualquier cosa en número impar. Es que no puedo. Es irracional, pero no puedo. Y dormir a oscuras del todo tampoco. Es superior a mí. Por lo menos una redijita de luz de la ventana tiene que haber.

Y tampoco puedo con los vecinos que, en un alarde de briconsejos y aburrimiento a partes iguales, deciden hacer de hombre de bricolaje... Eso si que da ganas de matar. Porque no pueden hacerlo un jueves a las 6 de la tarde, que no molestan a nadie, no.
Tienen que joderme la única mañana que no tengo que levantarme a las 6'30. A las 8 y cuarto, el muy cabrito, ya está con la sierra de calar... Si le dijese yo qué se podía cortar con la sierrecita...

Arg!

Sí, yo también soy quejica... ¡Pero ellos son unos desaprensivos!

Un besote, wapa!

Stultifer dijo...

Vaya, llego tarde a tu miércoles. Claro, apenas tengo tiempo y pocas veces te "encuentro" por la mañana.
Una idea: escribe en un papel y lo pegas a la nevera, cual lista de la compra, la acción del día que te haya hecho sentirte feliz. Cada día una sola acción. Las vas escribiendo una debajo de la otra. Ya me contarás resultados a lo largo de una semana.

anselmo dijo...

A mi llamame "Quejido Man"
Por cierto, fotos preciosas, tan preciosas que hasta me hacen estornudar (y no es coña) XDDD

Di dijo...

Hola, todos tenemos manías y quien diga que no tiene es mentira. Lo de las perchas me ha impactado espero que no me de por seguirte la próxima vez que abra el armario.
Un día en casa de mi padres, viene mi hermana a mi habitación con un tubo de pasta de dientes (creo conveniente aclarar que soy como tú respecto a los botes y mi hermana a parte de no cerrarlos nunca los colecciona vacios en nuestro cuarto de baño desde siempre)pues me dice: ¿Te importaría por favor, apretar la pasta de dientes desde el principio del tubo? es que me da rabia ver la marca del dedo en medio (el tubo era de esos de plástico que vuelven a su sitio tras un rato).
Todavía hoy no sé como no le escupí! La persona más desastrosa del mundo me pide eso a mi!!!
Saludos!!

Anita dijo...

je, je,je...todos creo que tenemos cositas de estas. A mi me relaja tanto sacar la ropa del armario y plancharla y luego verlo todo ordenadito, limpio...me da una paz.Luego viene el otro y me deja cada cosa donde le sale de los...y a la mierda mi frágil paz.

un saludo.

BIRA dijo...

IAGO, al final creo que van a estar “divinas de la muerte”. Amenazo post con resultado final, jajaja. Debéis estar de mí y de mis plantas hasta el moño! Aquí la primavera ha sido buenísima, igual que el invierno. El problema fueron tres o cuatro días de superhelada que vinieron fuera de tiempo y lugar y con todas las plantas llenas de brotes desde enero! Y sí, mejor que no te distraigas demasiado en época de exámenes, jeje. Besotes!


PRINCESS, es que esos son lo peor: los del yo hago lo que me peta pero si lo haces tú me molesta. La paja en el ojo ajeno, que suele decirse. Lo peor. Con la “patada voladora” te he imaginado y me he muerto de risa. Ahora mismo escribe mi fantasma, jajaja. Me ha gustado tu iniciativa para las cajas. El problema es que llegaría con el pie roto a casa. Ains. Veo que eres tan maniática como yo. Tendríamos que formar un club. Y sí, son unos desaprensivos incapaces de entender a almas cándidas y serenas como nosotras. Ups. Besotes!!

BIRA dijo...

STULTI, me ha gustado tu idea. Tal vez la ponga en práctica… eso sí, tendrá que ser a partir del lunes, porque odio empezar las cosas a mitad o final de semana :) Besotes!

ANSELMO, lo intuía, porque sólo con las quejas que lanzas contra tu pobre compañera (aunque ella también debe ser de echarle de comer a parte, jeje) podia imaginarte quejándote de todo y más. Siento los estornudos XDD. Bicos.

DI, te digo lo que a Princess: que hay que ve la paja en el ojo ajeno y no se entera que tiene una viga de diez toneladas en el propio. Ufff. Lo de las perchas, hazme el favor y míralo. Verás como, paranoica y todo, tengo razón :) Yo escupir no sé, pero te juro que le habría tirado el tubo a la cabeza (tengo mala puntería con lo cual probablemente no le hubiese dado, pero el susto no se lo quitaba nadie, jeje). Besucos.

Di dijo...

Ay Bira casi me declaro en huelga de verdad! lo que me ha costado colgar el meme, no se oían las canciones, un poco más y lloro! Si te decides a hacer el meme ármate de paciencia! Saludos!!

BIRA dijo...

Anita... no dejes que NADIE quiebre tu paz!! Si yo me pego tremenda panzada de organizar los armarios (plancha incluida) y viene el Costillo descolocando, le meto un berrido que lo dejo tieso. Que si hay que currar se curra, pero currar p'a ná es tontería. Un besote!!


Di, cuando vi el post de Weblara me entraron tremendas ganas de hacerlo, pero soy torpe y conozco mis limitaciones, así que si tú (que estás más al loro) me dices que te ha costado la vida, como que paso... y hablando de pasar, me voy ahorita mismo a ver tus temas!! Un besazo.

Vivian dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vivian dijo...

Ay Dios Mío (Y de los demás)
¡Si ahora eres así, qué esperar a los 70? ¡Pobre Costillo! Pero, porque siempre tengo un pero, en el fondo eres más buena que laziee… ¡Aceptaste a tus hortensias tan cual son! Al carajin el cobre y la mutación…¡Pues que muten nomás! Es que hay que dejar la fluir la naturaleza con todos tus esquejes pragmáticos asociados a la evolución. (Ay, ni yo misma lo entendí, pero me quedó re-filosófico) Mi gran dilema, retomando el hilo de lo que nos enfurece, son los portones abiertos, y las tapitas de los contadores de gas (o luz). Estos últimos quedan a la altura de la cara, y si pasa un ciego no los detectará. Pues voy por la acera cerrando todo lo que me encuentro y puteando a la humanidad. Mi madre dice que en otra vida fui ciega, soy capaz de cruzarme de acera para ir a cerrar un portón de jardín. (Ah, en otra vida también me pasó lo de las ratas que me comieron las uñas, por eso mi fobia…¿Me escuchaste Biraaaaa?¡Suelta el anular!
¿Sabes? Lo de las perchas no me enferma tanto, pero siempre las pongo en la misma dirección. Y odio a la gente que en supermercado charla en el medio…grrrrrrrr. (Disimuladamente, les choco el carrito jiji) Creo que no seguiré enumerando porque sino no vale la frase del principio…¡Seremos dos viejas renegadas!
A ver, qué más tendría que decirte. ¡Siempre me parece poco! ¡Que eres adorable, gruñonamente adorable!
besoooooo miles.

Vivian dijo...

¡Pido perdón! Yo borré el comentario de arriba, es que escribo en el word y el muy salao me cambia algunas cosas, se rehusó a escribir Bira con B ¿de baca? jaja. …Grrrr!
Va de nuevo.

BIRA dijo...

Ey, Vivian, cómo se te echa de menos cuando no estás, hija!

Mucho me temos que vamos a ser dos viejas "repunantes", como dicen los gallegos. Por el Costillo no te preocupes, porque él será un viejo "repunante", tanto como nosotras o más. Al tiempo.

Lo de pensar tanto en los ciegos no me extraña, a mí me pasa lo mismo pero con la gente que va en silla de ruedas. Supongo que es porque me parece prácticamente imposible que puedan "andar" por las calles tal y como se les ponen las cosas.

Lo de las uñas... lo siento! Conste en acta que hasta los 16 ó 17 montaba unas broncas tremendas a los que se las mordían. Ya sabes, no se puede decir de este agua no beberé ni este cura no es mi padre. No escupas para arriba, que suele caer a presión. Pues eso me pasó a mí. Lo mismo con el tabaco: pasé de ser antitabaco radical (y "repunante") a fumadora empedernida.

Vamos, que además de rara, maniática y paranoica no tengo término medio. Ains, qué planos utilizaron mis Papis para hacerme??

A las hortensias las aceptaré como quieran ser, uno porque no me queda más remedio, son más fuertes que yo; y dos, porque están preciosas, tanto como antes o más.

Sí, prefiero Bira con B de baca que con v, de vaca también ;)

Un besote inmenso.