miércoles, 7 de mayo de 2008

Cosas que me han mantenido alejada



  1. Mi sempiterna vagancia, conocida por todos, que ha hecho que, pasando de pensar qué texto y fotos poner, se ha apoderado de mi conciencia y me ha permitido tan sólo leer otros blogs, sin tocar el mío. Esto, unido a la lectura y consiguientes comentarios de blogs conocidos y nuevos, que lleva su tiempo y que ya le digo siempre a Iago que no sé cómo se las arregla para vivir, estudiar, salir, disfrutar, postear a diario y comentar en cien mil sitios, han hecho que este blog no haya tenido mucho movimiento últimamente.

  2. Mi jardín/terraza que me ha tenido ocupada buena parte del tiempo: que si limpiar maderas, que si quitar maderas, que si darles aceite, que si dejarlas secar y darles la segunda mano, que si volver a ponerlas en su sitio. Mierda, que no encajan, volver a empezar. Que si limpiar los muebles, darles aceite, colocarlos, que poner los pequeños detalles (monísimos, por cierto) que riega esas plantas, coño!, que quítales las malas hierbas, que controla que no haya bichines, que ponles fertilizantes, que pasarse el día cámara en mano a ver qué novedades hay, que el niño deje de jugar con la pelota!!

  3. El trabajo, que tan pronto me tiene rascándome las orejas como me viene todo de golpe, y que así no hay dios que se organice.

  4. El calor, que me aplatana y sólo me apetece tirarme en algún sitio, entre el sol y la sombra, tomarme algo y relajarme (esto no lo consigo nunca, pero lo intento con todaaaaaaaaaas mis fuerzas).

  5. Que el profe nuevo del gimnasio, que me trae a mal vivir. Es un saco lleno de energía que, el muy iluso, pretende transmitirnos a nosotros parte de su vitalidad y claro, una que ya no está para esos trotes, pues tengo “agujetas” (no precisamente de color de rosa) en músculos cuya existencia me era desconocida. Que parece que lleva batería de litio, el tío, que no para!!! Eso sí, reconozco que me encantan sus clases. Salgo de allí como si hubiese vuelto de una guerra, machacada por todas partes, pero orgullosa de haber podido hacer la clase entera (o casi, que hay estiramientos que por mucho que lo intente, ni “p’atrás”, que el tío este es de goma. Lo juro!).

  6. La falta de inspiración que, como sabréis, me tiene en un sinvivir. Y es que parece que sólo hablo de plantas, pero están en su mejor época y me pongo cámara en mano y me pierdo haciendo fotos de progresos que a lo mejor sólo yo aprecio. Ains.

  7. Poner más post y que la foto de Mamá no sea lo primero que veo cuando lo abro (por cierto, os doy las gracias a todos los que habéis dejado comentarios en ese post que fue escrito, quizás más que otros, desde dentro, desde muy adentro). Este, en realidad, ha sido el primer motivo, pero el siete es mi número favorito y ella la mujer que más me gusta de todo el mundo mundial, así que por unanimidad le ha tocado este puesto.

  8. La vagancia… ah, no, que esa ya la había dicho. Bueno, supongo que ha alcanzado tal tamaño que puede ocupar dos posiciones, no?

  9. La colada, que a algunos os parecerá una chorrada (uy mira, rima y todo!) pero parece que con el buen tiempo se multiplica: pon lavadora, métela un poco en la secadora (lo justo para que los pelos de los mininos se vaya a tomar viento, pero no más de lo necesario por aquello de la ecología y el ahorro energético), vale, está lista, ahora tiéndela, recógela, plánchala, colócala. Pon una segunda lavadora y repite todo el ciclo. Y vuelve a empezar y justo cuando has terminado miras el cubo y otra vez está lleno el hijo de la gran bretaña!

  10. El carta blanca, que se me ha atravesado y hasta que no lo he conseguido no he parado. Resulta que un día que me aburría como una ostra (suele pasar con frecuencia, demasiada para mi gusto) me puse a darle al jueguecito, pero desde el número 1 y no paso al siguiente hasta que no he conseguido hacerlo. Y es que hay algunos que los hacen a mala hostia, porque sino no se explica, y me “roban” un tiempo precioso que bien podría dedicar a obras mejores, pero una es así de sosa. Y el Mario que se ha puesto perro y no salta todo lo que tiene que saltar y me estresa y necesito parar y me voy al ordenador y pongo el carta blanca otra vez. Y no me sale. Y vuelvo a Mario y no salta. Y sigo con las cartas…
    Que todo esto no os parece suficiente? Que no tengo perdón? Pues vale, pero es lo que hay.

8 comentarios:

Thiago dijo...

jaja, cari... tu si que me has estresado a mi, eh! La verdad es que yo lo que menos sufro es la falta de inspiración, si por mi fuera pondría 5 o 6 post diarios... jaja El caso es que todo me inspira y me hace pensar. Luego pienso que igual la semana que viene no se me ocurre nada, pero eso nunca pasa, llega la semana que viene y ya tengo 20 o 30 post pensados o preparados
Tengo tantos en borrador, que a veces los publico sin querer.

y luego es que comento desde la facu con el portatil. y los post de tios esos que no te gustan los preparo el finde, jajaja

Bueno, tu post de plantas estan muy bien y el de tu madre fue precioso, pero claro yo te entiendo, no es lo mismo estudiar y jugar al futbol que llevar una casa. Se positivament que mi madre no podria postear a ese ritmo, jajaa

Bezos.

YanPol dijo...

holaaaa
Ay la vagancia,qué me vas a contar a mí que yo no sepa,tengo platos por fregar,lavadora por poner,aunque limpiara algo no pasaba nada,pintar un poco,salir a pasear(aunque hace un rato tuvimos tormentón de Agosto en pleno Mayo,lo que son las cosas)y ahora se pone a llover,ole,que el monte está muy verde y que le den por ...a los pirómanos
no me apetece nada,de nada
vamos que estoy igual(o peor)que tú
qué 2
besazos vagos vagos pero de los buenos

Laura dijo...

Ya echaba de menos tus pots. Para estar poco inspirada no te sale nada mal, y es verdad que este ambiente primaveral invita a no hacer nada. Aunque tú no es que no hagas nada, que entre la casa, el gimnasio, el jardín....Me canso sólo de pensarlo.

Luna dijo...

jajajjaja..Bira, me he reido un montón, hasta te he imaginado demparramá (q si, q las nenas finolis se sientan, el resto de los mortales nos desparramamos) en el sofa con cara de...puf! como me aburro!!!
Algunos de estos síndromes los sufro yo tb, no estás solita en el mundo.. ;P
(excepto el de la plantas, q aniquilo "sin queriendo" los vegetales q tengo cerca..pero de verdad q yo no quiero..son ellos....)
Y además,con todas esas cosa q has hecho n hay tiempo para postear.
Saludos a tu profe del gimnasio...
y pa ti bezoz :)

anselmo dijo...

Bueh, no te quejes de falta de inspiración...yo me quejo de falta de cerebro, porque tengo memoria de goma de borrar...como encima soy un perro de vago no anoto cuando tengo una idea que plasmar, luego ni me acuerdo "que demonios era aquello de lo del otro día"..
En fin, que lo peor de ser yo es ser yo mismo

BIRA dijo...

Hola a todos! Iago, cielo, la verdad, la única verdad, es que soy un desastre y me organizo fatal. Si me dieran un céntimo por cada segundo que pierdo al día, te digo que terminaría siendo millonaria (y otros conmigo, que soy muy generosa cuando quiero). Ya te he dicho más de una vez que contigo flipo, porque tienes una capacidad de "producción" que parece no tener límites. Me alegro de ello, por cierto, pues me haces disfrutar muy a menudo.

Mi adorado Yanpol, las tareas de casa las voy haciendo (qué remedios!) pero no me alcanzan los días para nada. Un desastre. Aquí el tiempo es buenísimo, parece agosto, todo el día en tirantes y pantalón corto, las comidas y cenas en la terraza. Una pasada, pero a mí me aplatana soberanamente. Además, como soy tan zote, ya estoy pensando que si ahora hace así de bueno, fijo que en verano es una mierda de tiempo. A ver si con un poco de suerte me voy p'a España!

Laura, reina, gracias por echarme de menos. Intentaré ser un poco más productiva aunque sólo sea por tenerte contenta. No pido más.

Ay Laura, qué bien sabes cómo soy!! Yo de fisna, ná de ná. Vamos, que soy más basta que un bocadillo garbanzos. Pero seguro que desparramarse relaja más que estar ahí toda puesta en plan pose del Vogue. Lo del gimnasio, aunque suene a coña, te digo que me tiene muerta.

Anselmo, tesoro, yo es que no quiero decir nada de mi cerebro. Que no tengo abuelas, sabes?, entonces, alquien (léase, YO) tiene que hablar bien de mí.

Besos a todos y gracias por visitarme!!

Caramelo dijo...

Tengo que admitir que de vez en cuando me dan venas creativas, coincidentes con mis periodos de insomnio crónico y en lugar de ver la tele me dedico a escribir, algunas cosas las publico y otras no, pero las guardo todas, vienen bien para cuando te falta la inspiración.
Me encanta tu trabajo, tiene que ser muy agradable trabajar con flores.

Di dijo...

Yo a veces me planteo que nací cansada, porque hay días que me levanto con ganas de acostarme otra vez. Y lo de estar inspirada para mi todo es ponerse, yo siempre me consuelo diciéndome que no todos los días se tiene que ser ingeniosa y graciosa en los post, aunque también me planteo si alguna vez he escrito algún post chulo!
En fin... ya se va a acercando la peor época del año para mi, el calor sofocante, los mosquitos, el olor apestoso a florecido de los árboles... sólo de escribirlo me pongo de mala leche y me entra el aplatanamiento!
Saludos!