viernes, 11 de abril de 2008

Una más

Otra mujer ha muerto a manos de su ex-pareja. En este caso, además, hay que lamentar la muerte del hombre con el que compartía su vida y la lacra que estos hechos habrán dejado en una criaturita de cuatro años que presenció los hechos.

Particularmente ya he perdido la cuenta de las que van. Parece que se ha convertido en algo habitual, de esos temas que cada día hemos de padecer en los telediarios y, sin embargo, cada una de ellas deja una mella en esta sociedad que está fallando, y mucho, en demasiados campos. Este es uno de los que más destacan, quizás por todos los matices que encierran.


Por un lado, no podemos olvidar que estas víctimas lo son de manos de quienes han sido su pareja, su amigo, su novio, su amante, su marido, su ex-marido. Siempre me ha horrorizado la violencia, pero cuando viene de manos de alguien que, supuestamente, ha querido a esa persona a la que es capaz de arrebar la vida, me congela el alma.

Tampoco hay que dejar a un lado los sentimientos de los que quedan. De esos hijos que tienen que vivir con la condena de tener un progenitor que ha segado la vida del otro. No me imagino lo que tiene que ser vivir con eso.

Estas pérdidas producen una repulsa casi total en la sociedad. Políticos, administraciones públicas, jueces, trabajadores sociales y un largo etc de profesionales hablan de ello, proponen soluciones que después casi nunca llegan a término, porque faltan medios o ganas o las dos cosas. Y yo siempre, con cada nueva víctima, me pregunto: Qué siente ese juez que no ha autorizado las medidas de protección oportunas? No se les revuelve el alma a los presuntos expertos en el tema que redactan informes donde no aprencian la existencia de violencia de género y al poco tiempo resulta que la presunta maltratada ya es una muerta cierta?

Difícil solución tiene un tema que sucede de puertas hacia adentro. Más aún cuando todavía hay quien lo defiende, que todos hemos oído el típico "algo habrá hecho ella...". Quiero pensar que algún día seremos capaces de erradicar tanto disparate y que nadie, ni hombre ni mujer vuelva a ser víctima de la violencia doméstica.

6 comentarios:

haquiles2001 dijo...

Hola roula¡
la vida no es una cafeteria y como dice Pilgrim a veces ni un puto bar cutre de carretera¡
Yo no entiendo nada,querer a una persona y acabar maltratándola y querer a una persona y permitir que te maltrate,qué tema
Ay qué jodido es todo
¡un fuerte abrazo iluminado grande y multidisciplinar¡

BIRA dijo...

Ese abrazo me ha sabido a gloria bendita que lo sepas. Si la gente se abrazase, besase y demostrase más cariño y más a menudo, los problemas que tendríamos serían otros. Pero hay tanto julandrón suelto empeñado en hacer el cafre que me pongo verde sólo de pensarlo.
Aunque quiero cree (lo necesito) que algún día todo se arreglará.
besazos

Eme dijo...

Buen post, personalemente yo creo que se le dá mas importancia a la noticia que al hecho, y el hecho como bien dices es una sociedad maltratada intensivamente.
Un saludo.

haquiles2001 dijo...

Joder
que se me saltan las lágrimas que estoy muy sensible.Ay¡
yo también necesito que tú andes por ahí(arriba)
te quiero miles

BIRA dijo...

Pues sí, Eme, una sociedad maltratada por nosotros mismos que nos quedamos atónitos viendo las cosas que pasan pero que tampoco hacemos mucho por cambiarlas.
Gracias por pasarte por aquí (yo que pensaba que no me leía ni el tato).

Mi idolatrado Bru, no estés triste, ya sabes que "te quiero más que mucho" que diría el holandés (errante). Además, si sé que lo estás me enmorriño toda por no poder estar a tu lado y darte abrazos de oso polar y mimines. Arriba esa montaña rusa. Piensa (y afirma y repite mil veces) QUE EL FUTURO SERÁ BENEVOLENTE, vive Buda! y que nosotros tendremos todas esas cosas buenas que nos merecemos. Vas a ver!!

Una tonelada y media de abrazos, besos, cariños y mimines variados, porque tú lo vales!!

Thiago dijo...

Este caso ha sido especialmente horrible por ese pobre niño, huerfano a los 4 años, y contemplando el asesinato... La verdad es que se ha perdido un poco el valor de la vida humana y no solo en los crimenes de género, especialmente odiosos, sino en general.

Yo nunca entenderé eso de "O mía o de nadie, o muerta" Porque si quieres tanto a alguien no puede ser que prefiera que se muera y tu pasarte la vida en la carcel o suicidarte después, no? No consigo entenderlo..

Bueno, cielo, un bezo.